Mediación

La mediación es un proceso por el que una persona independiente e imparcial ayuda a otros a comprender el origen de sus diferencias, a conocer sus causas y consecuencias, a confrontar sus visiones y a encontrar soluciones para resolverlas, evitando en la medida de lo posible, la judicialización del conflicto y creando un espacio de diálogo en el que prevalezca la equidad comunicativa, la seguridad, la libertad y la igualdad.


En blanco

 

 

 

 

Las ventajas de la mediación

El Procedimiento

Confidencial.

Voluntario.

Más ágil y económico.

Crea un espacio para la comunicación, el diálogo y el consenso.

Ofrece soluciones personalizadas adaptadas a las necesidades de las partes en conflicto

Las partes

Se encuentran en una posición de igualdad.

Son protagonistas en la adopción de acuerdos más duraderos y respetados.

Previene conflictos futuros.

Sus áreas de especialidad

Abarcan la mediación en servicios profesionales en conflictos relativos a honorarios profesionales, en materia deontológica y mediación intrajudicial y extrajudicial en los siguientes ámbitos de la mediación:

Civil y mercantil.

Familiar.

Penal y penitenciario.

Social y Comunitario.

Sanitario.

Vías posteriores al acuerdo

Las partes si alcanzan un acuerdo, dependiendo de las circunstancias en las que se haya firmado, de sus propios intereses y del contenido del mismo, pueden optar por distintas vías:

a.- No hacer nada más que cumplirlo: esto ocurre en casos de mediación extrajudicial que llegan a acuerdos de contenido no jurídico (normas de comportamiento entre vecinos o familiares, por ejemplo).

b.- Darle forma contractual privada: para casos de mediación extrajudicial en los que el contenido del acuerdo sea de carácter jurídico pero resuelva en sí mismo el conflicto, por no precisar de prestaciones futuras o prolongadas en el tiempo por las partes.

c.- Homologación judicial: cuando la mediación sea intrajudicial, es decir, se haya iniciado a consecuencia de derivación en un procedimiento judicial ya iniciado.

d.- Elevación a Escritura Pública: cuando a las partes les interese que el acuerdo tenga fuerza ejecutiva. La elevación a público del mismo equipara el acuerdo, a efectos de ejecución, a una sentencia.

 

 En blanco1